miércoles, 18 de mayo de 2016

ELECCIONES







Convocan de nuevo elecciones,
así es el sitio donde vivimos,
prometerán de nuevo defendernos
con la ficha azul, con la ficha roja,
con la naranja o con la morada.
Pero hablemos en serio,
¿dónde están las miserias?,
¿dónde las protestas?,
¿dónde los sueños?
¿Dónde quedaron la rabia,
el inconformismo,
las calles reventadas
con la furia de los emputecidos?
Hace tiempo que nos hicieron
cruzar los límites,
nos empujaron a la caridad,
nos pusieron las mordazas,
nos arrancaron de cuajo
el derecho a ser felices,
y aún esperamos algo,
un guiño, un gesto amable
de los asalariados del poder,
un eructo simpático y definitivo
de los que ambicionan
llenar las urnas.
No aprendemos.
La zanahoria está otra vez
delante de nuestros morros
y empujamos de nuevo
frenéticamente la rueda
que  aprieta esa soga
con la que más temprano
que tarde seremos suicidados.
Nadie nos salvará,
salvo nosotros mismos
pero parece que estamos
dispuestos a vivir
de nuevo en el espejismo.
Celebramos, pues,
que la democracia sigue viva:
La alternativa guardada
en la recámara de la historia
mejor ni mentarla.








martes, 17 de mayo de 2016

LOS ÚLTIMOS AÑOS








Estoy hasta las narices,
por no decir otra cosa,
de tanta tragicomedia.
Para mis últimos años,
léanme bien,
esto es lo que quiero
que me quede:
una mañana de abril
sin adjetivos superfluos,
la bondad de la luna
en las noches victorianas
de invierno
un par de horas tirado
en la arena de la playa
y el regalo de un amor
de muchos años
que no se encuentra en los chinos
ni en la Sacrosanta Constitución
o las rebajas de verano.
Ni siquiera en los programas
de los que se presentan
a las próximas elecciones.






lunes, 16 de mayo de 2016

EL CUCHILLO







El cuchillo recorta
circularmente la naranja
bajo su cáscara.
Hace correr el jugo
entre el filo y la pulpa,
marcando el cauce
de un camino líquido
que rodea a la fruta
para venirse a mi mano.
Cuando ejecuto pausado
esa maniobra,
pienso que algo terrible
ocurrirá con mi corazón
si tu amor fuera un cuchillo
que lo hiciera caer en desgracia.
Ese movimiento giratorio,
ese descascarar en crudo
para llegar al brillo de la pulpa,
daría con la parte
más débil de un hombre
y la desnudez de su sangre
brotaría hasta manchar sus ojos
de la manera más dolorosa.
La diferencia la marcaría
el movimiento de tus manos
porque la fruta gira
entre mis dedos
para que su carne se abra
por entero a la luz.
En cambio, un corazón
se pudre si no se lo corta
en el momento preciso.
Queda dudando lejos,
cavado en una ruina oscura,
a treinta y pico centímetros
por debajo de la boca
ya eternamente abierta
pero sin respirar ni comer nada.








domingo, 15 de mayo de 2016

VIVIR LO RECORDADO








¿Será real lo recordado?
se pregunta
mientras tose
y sus dedos tiemblan...
Después se aflige
como un niño torpe
que camina
por el borde del mar
y es verano.
En todas las orillas
habrá muchachas
que desnudan
su siesta en la tarde
que se viste de calores.
Algunas añoran
que llegue la lluvia
para borrar
de las bocas pintadas
el carmín del hartazgo.
Llega un momento
en que sólo la memoria
se te aparece
en los ojos, piensa,
cuando ya nada importe
y sepas, al fin,
por qué rompiste el maleficio
de ser lo que no eres.
Vivir no era otra cosa,
pero lo aprendes
cuando ya es muy tarde.









viernes, 13 de mayo de 2016

TRISTEZA







Algunos días,
cuando el aire frío
mueve las cortinas del alma
siento como una especie
de necesidad de derramar
lágrimas de poesía.

Comienzo a desangrarme
por el corazón y las uñas
como si las lluvias del cielo
me desbordaran por dentro,
ocultando a las estrellas
en su manto de melancolía.

Viene a visitarme la tristeza
desde la gruta de la tarde,
cual niño pálido y misterioso,
con las húmedas mejillas
arreboladas de desánimo.

¿De dónde viene
la tristeza y por qué
me trae de la mano
flores de maravillosa palidez?
¿Cómo es que viene
cargada con maletas
de desánimo?
La verdad es que
ni yo mismo sé la respuesta.







miércoles, 11 de mayo de 2016

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS






Declaración de Principios:

El que aprende
a leer en las dunas
acabará sabiendo escribir
con los pies en la arena.
El hombre que no sabe
estar solo
nunca podrá sentirse
a gusto en ningún sitio.
Cuerdo es el que asume
que un reino
no es una bandera
sino el viento
que la mueve.
Sabiduría es que la lentitud
tenga para nosotros
un único atajo
y en él desaparecer
si se considera necesario.
Y por último,
asumir que no es preciso
ir hacía ningún lugar
sino conseguir
que sea el lugar
el que forme parte
de nosotros.´








martes, 10 de mayo de 2016

TURGENCIAS








La blusa, que se sabe
insinuadora de turgencias,
deja un ojal abierto
por donde se despliega
haciendo escote
en el que se crían ánforas
de carne reluciente.
Un insigne gesto
de abandono
desabrocha
el siguiente botón
mostrando
en su limitada geografía
un curvilíneo seno
de sensualidad exquisita,
donde siempre hubo
una líquida promesa
de amor consentido.
Mientras, el pezón
solitario se despierta
y entreasoma indiscreto,
soñando con alcobas
donde la libertad
se yergue con orgullo
exigiendo lo que es suyo.





lunes, 9 de mayo de 2016

TROZOS






Cada uno tiene
su pedazo de tiempo
y su trozo de espacio,
su fragmento de vida
y su segmento de muerte.

Pero a veces
los pedazos se cambian
y alguien vive
con la vida de otro
o alguien muere
con el eclipse de otro.

Y es que en realidad
casi nadie está hecho
tan sólo con lo propio,
pero hay muchos que son
meramente un error:
están hechos de trozos
totalmente cambiados,
por eso no
les funcionan bien
ni la conciencia, ni el alma.





miércoles, 23 de marzo de 2016

ALETEA UN AVE







Aletea un ave
chorreando sangre,
sin un resquicio de luz
habita un mundo
donde sólo hay espanto.

Aletea un ave
intentando sacudirse
polvos, restos de sombras…
desvelos como si se supiera
sangrando heridas.

Aletea un ave
blanca, ostentosa,
pero triste y atemorizada
como un día gris
detrás de mi semblante.

Aletea un ave
sus alas de tiempo,
paladina moradora
de nuestros cementerios,
salvadora que no salva
vacía ya de argumentos.

Aletea un ave
y tantos seres humanos
tuercen su esperanza
pues saben que habitan
una tierra donde el odio
siente orgullo de su obra.










martes, 22 de marzo de 2016

PATRIA









El amor que me acompaña,
dos hijas a las que adoro,
las estanterías y los libros,
los momentos en que escribo,
algunos amigos
que me quieren de verdad,
el atlántico acariciando
mis pies cansados
y un horizonte marino
como referencia,
alguna que otra cafetería
a la que suelo acudir
de vez en cuando,
los paseos por la costa
de un fantástico lugar,
la playa y el cine,
los senderos tinerfeños,
el paisaje majorero,
la serena belleza
que significó
la isla del meridiano,
una sonrisa en la cara
de la mujer que quiero,
la referencia de un pasado
que me trajo a donde estoy
y el estrecho apego
que me une a un volcán...
Aunque probablemente
me deje algunas cosas
en el tintero de la mente,
puedo decir, que de ser algo,
esa y no otra es mi patria.
Lo demás son historias
que nada tienen
que ver con las raíces
aunque de otra manera
también formen parte
de mi personal universo.