miércoles, 28 de diciembre de 2011

LLAMADA



Ven, pensamiento,
a pasar la tarde
disfrutando del silencio
y la suave armonía
que tanto nos gusta
experimentar.
Ya sabes que
en mi mente
siempre serás
bien recibido,
de hecho puedes
considerarla tu hogar.
Sabes también
lo sincero del aprecio,
aunque reconozco
que a veces
el corazón nos hace
alguna jugarreta,
llevándome a realizar
exactamente lo contrario
de lo que recomiendas,
pero no se lo tengas
demasiado en cuenta,
ya sabes cómo es:
Jamás va a madurar.

2 comentarios:

Montserrat dijo...

Exacto.

Pacogor y Patty dijo...

Es así como somos, ¿verdad?