domingo, 20 de noviembre de 2011

MOMENTOS



Hay momentos
que penetran en el alma
como la instantánea
percepción de la felicidad.
Suelen pillarte desprevenido
y cuando ocurre
se quedarán ahí,
grabadas para siempre.
Es así como
nos fastidia la vida:
Nos agarra adormecidos
y aprovecha para sembrar
en nuestro interior
una imagen, un dolor,
una experiencia vital
que ya nunca podremos
sacarnos de encima
y que podría incluso
haber sido la causa
de nuestra felicidad.
Si no la atrapas al vuelo
ya siempre serás
un exiliado:
Estarás condenado a sentir
que te encuentras
a miles de leguas de distancia
de aquella presencia,
aroma o sonido
mientras navegas
por el paso de los años
eternamente a la deriva.

3 comentarios:

Montserrat dijo...

Genial!

Anónimo dijo...

-Ay poeta, qué hermoso poema!
Qué bella canción!

(solo decirte...
ojalá que no se cumplan
los últimos versos)

Pacogor y Patty dijo...

Gracias por los comentarios. Que no se cumplan para nadie que no lo merezca...