martes, 6 de septiembre de 2011

AL ATARDECER


Al atardecer
tañen las campanas
cadencias a la paz
y regresan a sus nidos
las cigüeñas,
atravesando suavemente
en un largo haz el cielo
que enciende una tarde
inflamada de verano.
Paseando serenamente
por los campos crepusculares
de Extremadura,
siento que la vida
encamina los sueños
hacia sus más claros destinos
en la manecilla de un tiempo
que no ha hecho más
que comenzar.
Así prosigo mi camino,
mientras reverbera el sol
entre rejas herrumbradas
y Milka salta de gozo
cuando se inicia el juego
entorno a un palo
que arrojo con fuerza
y ella devuelve a mis pies,
en lo más parecido
a un festejo en común
por habernos conocido.

2 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Y a todos eso, incluyendo el palo que devuelve Milka, se llama FELICIDAD. y a veces no sabíamos el nombre.
Precioso escrito
Preciosa música
Preciosa foto.

Pacogor y Patty dijo...

De eso no tengas la más mínima duda...