viernes, 9 de julio de 2010

FLAMBOYÁN


En el camino del bochorno
y el apogeo del verano
recorriendo las aceras,
un flamboyán destaca
con destellos de fuego
y enmudece el ladrillo.
Árbol que sonroja al aire
con sus flores carmesíes,
una pincelada de belleza
que en las tardes
por las que el estío reverbera
se instala al servicio
de los ojos admirados
y el cuerpo sudoroso
del sufrido paseante.
Fronda que es un edén
en sí misma,
un toque impresionista
que la naturaleza obsequia
a nuestros sentidos,
una sombra de paz
llena de significaciones
y cargada de recuerdos.


4 comentarios:

Antoniatenea dijo...

He visto alguna vez ese árbol, esos rojos te envuelven mientras gozas del frescor de su sombra. Creo que todos los asfaltos piden esa gloria..la belleza, la savia reverdece y viatliza la ciudad y mientras contemplamos esa belleza, parece que la ciudad se nos hace más amiga..más nuestra.

"Árbol que sonroja al aire
con sus flores carmesíes"

Esas palabras...qué bien describen!!!
¡Precioso!

Pacogor y Patty dijo...

Tres son los árboles ornamentales que identifican a mi ciudad de siempre, Santa Cruz de Tenerife: El laurel de indias, el flamboyán y la jacaranda. Todos son de herencia americana. El primero impresiona por su enorme porte, y los segundos por el color de sus flores: Rojas como el fuego las de uno y deliciosamente malvas las del otro... Y yo los adoro a todos por igual.

Antoniatenea dijo...

Yo adoro las jacarandas..la explosión de lilas es casi de fuegos artificiales!!!

Ana María dijo...

Sí, sí... Santa Cruz está florido al rojo vivo...muy bello... llenito de estos árboles.

Precisamente ayer admiraba con mi hija la belleza inigualable de estos preciosos flamboyán floridos... y jugábamos a dejar correr la imaginación y describirlos poéticamente... Ella los llamó "árboles
pavos reales", "árboles de fuego" , "árboles de luces y de risas", "árboles de alfombras coloridas"...

¡¡Buen fin de semana a todos!!

BESOSSS