lunes, 10 de noviembre de 2014

RECUERDOS OLVIDADOS






A veces no dejo de pensar
en tantos hechos
que en un principio pensamos
como algo fundamental
en el devenir de nuestra vida
y que han terminado
quedando arrinconadas
en el cajón de la no memoria.
Impresiona pensar
que es mucho mayor
el catálogo de olvidos
que la nómina de recuerdos.
¿Cómo eran los matices
de lo que en un determinado
momento nos llenó
de placer o dolor?
¿Hasta qué punto olvidar o no
contribuye a darle
 un razonable contenido
a la sensación de ser feliz?
Probablemente los recuerdos
se mezclan con los sueños
y eso es algo que nos deja
un pozo de interrogantes
sobre nuestro pasado
que se suma a las inevitables
incógnitas sobre el mañana.
Puede que por alguna
oculta razón el tiempo
se comporte como un bufón
que se burla de nosotros...
El caso es que somos
existencias tan frágiles
que nada tiene
seguridad de perdurar
ni siquiera en la evocación
de lo que nos ha sucedido.






3 comentarios:

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Me gusta mucho la reflexión que haces en tu poesía.

Profundas letras.

Un beso.

AlejandraGM dijo...

La necesaria conciencia de la frágil existencia!
Gracias por la vitalidad de siempre!
Abrazos!

Paco Gor dijo...

Me lees, luego escribo...