sábado, 22 de junio de 2013

MIRADA



Cuando la sonrisa
no se atreva,
que al menos
lo haga la mirada.
Que sea como una hoz
contra la penumbra
y consigamos segar
con ella las tinieblas.
Todos miramos
desde la serenidad
o la agonía,
desde la ansiedad
o la inmutabilidad
de la experiencia,
es un lenguaje
aliado del silencio
que a veces dice más
que un discurso entero..
Aunque sea apenas
unos rescoldos
en la oscuridad de los días,
si la sonrisa no se atreve
que la mirada lo de todo,
arrancando de lo más hondo
el brillo de nuestra naturaleza.
¡Que nadie se atreva
a cometer la insensatez

de disfrazarla!


3 comentarios:

CARLA BRUNI dijo...

Hola Paco me paseo por tu blog leo tus hermosas poesías y la triste que le dedicas a Madibia.La vida nos lleva y nos trae, pero permanece siempre el Recuerdo de quienes nos identificamos. Un Saludo y Feliz Verano.

Paco Gor dijo...

La de Mandela es porque intento mentalizarme sobre la inevitabilidad del desenlace... Porque para mi va a ser muy duro. Adoro la figura de este hombre que tantas cosas me ha enseñado sobre el compromiso y la vida.

Paco Gor dijo...

La de Mandela es porque intento mentalizarme sobre la inevitabilidad del desenlace... Porque para mi va a ser muy duro. Adoro la figura de este hombre que tantas cosas me ha enseñado sobre el compromiso y la vida.