jueves, 22 de julio de 2010

CARNAVAL

Imagen: 'El Carnaval de Arlequín', de Miró
En este jardín de luces y sombras
unos declaman y actúan
pensando sólo en ellos
pues su adormecida conciencia
no les hacer perder el sueño,
mientras que otros
simplemente se identifican
con la simulada libertad que les otorga
la elección de su propia máscara,
como aderezo y encadenamiento
a una penosa representación...
Me pregunto si los días de Carnaval
no serán los únicos del año
donde la personalidad se destapa
y cada uno se disfraza de realidad.
Por eso, en esta alienada tesitura
que nos damos por vida,
nadie reconoce a nadie
y todos equivocan el sentido:
Amamos porque ansiamos ser amados,
señalamos para que no nos señalen,
aceptamos para no ser rechazados...
Al final de la historia sólo somos
una encarnación del esperpento,
la viva imagen de la parodia humana.






4 comentarios:

Jony dijo...

Por cierto, el cartel de los carnavales pasados. No el que hace uno famoso, sino el que tb ponen que eligen el mejor dibujo de un sorteo que realizan...es el de mi niña.

Tiene una placa que le regalaron para que lo tenga como recuerdo y una Nintendo Ds.

Pacogor y Patty dijo...

¿De verdad? Tío, no sabía nada: Felicidades.

sedemiuqse dijo...

Yo creo que en éste jardín expiriementamos todo aquello que no somos para volver a ser quien somos.
Besos y amor
je

Antoniatenea dijo...

"Me pregunto si los días de Carnaval
no serán los únicos del año
donde la personalidad se destapa
y cada uno se disfraza de realidad"


Pues para algunos..sí!!!
..............
De todo lo que describes me ha hecho reflexionar los que describes como felices al ajustarse una máscara elegida por ellos mismos al tiempo que se creen libres.Al llevar mucho tiempo esa máscara, la confunden con su piel.