sábado, 24 de abril de 2010

FUGAZMENTE


Acércate, ven,
déjame sentarme
por una vez a tu lado
y sentir que te quiero
mientras la soledad
se toma unas más
que merecidas vacaciones.
No lo sé,
en realidad ya no estoy
seguro de nada,
pero quizás una caricia
logre insuflarme aliento
aunque sea fugazmente.
Hace tiempo
albergué la esperanza
de los días felices,
pero la danza cruel
de la existencia
sembró razones
de fragilidad en mi alma.
Sé que la tuya
también tiene cicatrices
y no puedo ofrecerte
seguridades ni recetas,
pero puede que los sueños
se nos complementen bien
y firmando un beso de luz
tras un brindis a la luna
todo sea más claro...
La verdad es que conociéndote
no dudo que me harás sentir
la ternura de lo dulce,
por mi parte prometo
hacer lo imposible
para recrear el mundo
en la hermosa realidad
de estar juntos
aunque sea sólo fugazmente,
con el devenir de unos días
en los que la soledad
se nos va de vacaciones...

2 comentarios:

Martha Lucía dijo...

No se porque me llega tan especialmente,del sentir no repito porque me sabes antes que yo misma me sepa...leerte es el placer de siempre en las oportunidades que no tengo siempre,me gusta tu palabra,y lo que se refleja.

Pacogor dijo...

Sé que siempre estás ahí, querida amiga...