jueves, 17 de enero de 2008

EL GUIÓN DE UNA VIDA


Soledad y Vacío y Desamor: Esos eran los ingredientes de la losa que pesaba sobre ella y le aplastaba el alma: Así un día y otro, se levantaba cada mañana sabiendo que todo seguiría igual, y aunque en determinados momentos estuviese rodeada de gente, hacía mucho tiempo que no le significaban nada. Deseaba ardientemente pasar la mayor parte del tiempo en su casa, pero estaban las excepciones obligadas para ir al trabajo, comprar, dar una vuelta, o incluso ir al cine... Pero siempre lo hacía detrás de un muro invisible rodeándole, huyendo de los otros aunque tuviese que tratarlos.
A veces se asomaba a la ventana de su casa: En la calle la vida continuaba, los demás iban y venían, se relacionaban entre ellos aparentemente sin esfuerzo. Conocía a la mayoría, porque eran sus vecinos, pero hacía ímprobos esfuerzos por no cruzarse con ellos, en un contrasentido absurdo con el sentimiento de abandono que le aturdía la mayor parte del tiempo. Poca gente sabía de su mal. Menos aún eran los que lo entendían: Un amigo le repetía constantemente que era una pena para el mundo su retraimiento, que tenía que convencerse que poseía su propio atractivo y personalidad, que era demasiada buena persona para secuestrarle a los demás la oportunidad de gozar con su compañía...
¿Por qué entonces ansiar la invisibilidad y esconder los temores diciéndose a si misma que no necesita a nadie? No se trata de una cuestión antisocial: Cuando se brinda la oportunidad de demostrarlo era agradable y se desenvolvía con amabilidad e inteligencia. Pero eran tantas las reservas respecto a la gente, que el esfuerzo que suponía tratarse con ellos le dejaba a veces exhausta. Siempre acababa por sentirse a disgusto, y eso supone abrir un abismo que pocos pueden salvar. Es como un náufrago que se está ahogando y algo en su interior le impide pedir auxilio. Los años han ido pasando y ha ido perdiendo oportunidades de salir al mundo, encerrada en una cárcel espiritual desde la que espera poder liberar algún día el potencial que tiene como persona, amar, que le amen y se lo demuestren abiertamente. Su mundo está lleno de sueños, pero de pocas realidades.
Conoce perfectamente la diferencia entre estar sola y sentirse sola, aunque tenga una familia: ¿Dije familia?: Con su pareja hace mucho tiempo que las cosas no funcionan, pero una incomprensible cobardía les obliga a proseguir la convivencia de puertas afuera, mientras que dentro ya no quedan ni las brasas de lo que su relación fue en un tiempo ya muy lejano. Mientras los hijos estaban cerca servían de consuelo porque podía derramar en ellos su cariño y le hacían sentir que era importante. Que error: Por naturaleza los hijos son egoístas, y llegado el momento se abren al mundo para vivir sus propias vidas. Como lo hicimos nosotros, como así ha de ser siempre...
Así que está instalada en la encrucijada donde sabe que ha de tomar una decisión. Pero esta no llega, y todo se eterniza. Sólo las pastillas ayudan a veces a disolver la angustia, la sensación de apocamiento que le aturde, la pérdida casi total de ilusiones... ¿Qué hacer? ¿Poner la fe en una sola esperanza? ¿en que tarde o temprano ocurrirá algo que le salve de las trampas que ella misma se ha ido construyendo?
Difícil disyuntiva, porque en el fondo, la soledad es un problema del alma: No se está conforme con lo que se tiene, pero no se hace nada para cambiar la situación. La respuesta ha de buscarse en aceptar que el riesgo vale la pena, en dejar de ser conformista, en abandonar ese sombrío goce interno de someterse al sufrimiento como bandera de vida, con la vana ilusión de que algo ha de ocurrir que por fin lo cambie todo. Algo que de sobra se sabe que nunca llegará sin poner un gran esfuerzo de nuestra parte.
Mientras, soledad, vacío y desamor seguirán dándose la mano con el miedo. Una lástima porque la vida no concede segundas oportunidades a los que optan por esconderse de ella.

3 comentarios:

Upe dijo...

cada día me asombras más...has acertado de lleno...

Aire dijo...

Hla,ola de mar...
Me encanta esta foto. Es preciosa. EStoy escribiendo un libro, y buscando fotos para él, para acompañar los poemas y poesías, pero no puedo coger fotos con copyright.
Sabes si esta, lo tiene? O de quién es para prguntarle?
Un saludo y gracias..
Aire

Pacogor y Patty dijo...

En principio, intento no subir imágenes que con copyright, y en todo caso hago refetrencia al autor si conozco el dato... No puedo darte más detalles, lo siento...