jueves, 26 de febrero de 2009

AROMAS


Hueles a entraña viva,
a mar en celo que me cubre
de brillos y sensaciones.
Disfruto palpando el aroma
de tu piel sensitiva y leve
porque transpiras hermosura,
vida en plenitud que se desborda
en olores a tormenta por los ojos,
en arena húmeda tras la espalda,
como jardín en flor por los cabellos,
y campo fértil sobre el vientre...
La boca te huele a volcán
cuando tu lengua enciende la mía,
a dunas tibias los pechos
si poso en ellos mis manos,
y huele tu pubis a tierra preparada
para recibir las semillas de mis besos,
a empaparse del placer y la alegría
del que siembra entusiasmado
hasta acabar siendo semilla y abono:
El fruto lo recojo entre tus muslos,
envuelto en una transparente
y copiosa capa de humedad.
Por todo eso, en tu olor reconozco
el placer de estar contigo
labrando horas de caricias,
y ofreciéndole a la vida
un absorbente y bello secreto seminal
.

1 comentario:

вєιñα dijo...

Y hoy más que nada, y sin poder respirar bien a causa de la gripe, me encantaría aspirar ese aroma.