lunes, 21 de julio de 2008

MUJERES

Imagen: 'Mujer', óleo de René Magritte
Aunque algunas se sientan Patito Feo,
todas y cada una de las mujeres
han de verse y juzgarse hermosas:
Así es como las corona el poeta,
por lo que no deben desviar la mirada
cuando se crucen con él por la calle.
Mujeres que son musas y sirenas,
hadas, hechiceras, amores y amistades,
siempre inspiración, atracción y luz,
más de una vez pasión y desenfreno,
perennemente sosiego e inteligencia.
Mujeres escritas con letras de oro
en búsqueda de un mundo posible,
regalando belleza, sonrisas y coraje.
Mujeres con mayúscula, esenciales,
toque de color para el gris de la rutina,
con el sol asomándoles a los ojos
y la excelencia brotando a borbotones.
Algunas habitan el sueño de la duda
sin estar al tanto de su propia esencia,
ni saber que una sonrisa en el semblante
alivia las ansias de justicia y libertad.
Mujeres que engalanan la primavera,
llenan de frutos el hoy y el mañana,
como esencia de trigo que se hace grano
y alimento para el vientre desheredado.
Han sufrido la carga histórica del estigma
de religiones, discriminación e injusticia,
que rellenaron de amargura y sangre
el extremo femenino de lo humano.
Así y todo conservan los dones del amor,
despliegan el crepúsculo en las flores
y siembran de maravillas y sortilegios
los cuatro puntos cardinales del planeta:
Ser mujer es sinónimo de perfección,
y para eso tú no necesitas ser perfecta.

1 comentario:

вєιñα dijo...

Precioso y con mucha razón.
Muak! :**