domingo, 9 de noviembre de 2014

EN UN PUÑADO DE TIERRA






En un puñado de tierra
alguien habrá enterrado
todos los acentos
de su lengua materna
y allí yacerán
como agujas de pino
reunidas por las hormigas
supo partir un día
y el dolor no cambió
la decisión tomada
ni varió el rumbo.
Pero cuanta tristeza
se acumula por las calles
que ven pasar la soledad.
Puede que algún día
el suspiro balbuciente
de otro desterrado
por vaya usted
a saber por qué causas
incendie el monte
que todos llevamos dentro
entonces caliente y consolado
oirá toda la noche
la verdad como una nana
escuchará silencios
que presienten lo desangrado
de las quebradizas raíces
y sentirá máscaras
de añoranza amordazada
por silencios quebradizos.







2 comentarios:

Antoniatenea dijo...

"...a saber por qué causas
incendie el monte
que todos llevamos dentro
entonces caliente y consolado
oirá toda la noche
la verdad como una nana
Fantástico escrito, Paco!
escuchará silencios...."

Paco Gor dijo...

Gracias Antonia...