viernes, 16 de agosto de 2013

TU LATIDO



Tu latido ya es el mío
y no hay vuelta atrás
en ese nexo que nos une.
Desde el lugar donde
se hace carne
el deseo intenso
que llamamos vida,
luces resplandeciente
en la encendida llama
de mi asombro
y con el sí o el no
del abismo o la suerte,
silenciosa me esperas
como el árbol de fuego
que sostiene esa fruta
lustral de la esperanza.
Mi corazón te invoca
en el presente,
desde cualquier lejanía
de ese mar que me canta
y nos seduce a ambos
con los ojos vehementes
de un relámpago.
Eres sed del edén
que acaba convertido
en desierto sin tu compañía
y en los acordes de tu voz,
perenne permanece
la música del alma
que hace florecer la primavera
con esa mirada
que me inyectas
directamente en las venas.




3 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Late corazón al compás de ese corazón...que ese dueto da vibración a la vida...un poema vital y lleno de espumas de mar

Antoniatenea dijo...

Late corazón al compás de ese corazón...que ese dueto da vibración a la vida...un poema vital y lleno de espumas de mar

Antoniatenea dijo...

Late corazón al compás de ese corazón...que ese dueto da vibración a la vida...un poema vital y lleno de espumas de mar