miércoles, 22 de mayo de 2013

VIVIR


Yo sé que estoy vivo
cuando escucho el rumor
de mi respiración,
donde los sonidos
se concentran
para diluirse en el vacío,
pero se necesita algo más...
Con los años aprendí
que muchas de las cosas
consideradas importantes,
mejor hundirlas en las aguas
y que duerman para siempre
el silencio de lo inane.
También hay que procurar
beberse silenciosamente
el elixir de la vida,
y no perder la oportunidad
de exprimir un sentimiento
entre las sombras del círculo
que nos envuelve.
Sé que a veces es difícil
estar pendiente
de los sueños que nos orlan,
pues la realidad puede
parecerse mucho a una pesadilla
y el dolor nos acecha
detrás de cualquier esquina:
todos sufrimos en mayor
o menor medida
las embestidas del destino.
Así que no hay secretos
porque el oficio que en verdad
debería definir a un ser humano
ha de ser embelesarse,
fortalecer del alma,
escuchar, mirar, asombrarnos,
respirar la belleza implícita
en las infinitas posibilidades
que la existencia ofrece.


1 comentario:

Antoniatenea dijo...

Embeberse en la vida es la única forma "viva" de vivir..."Así que no hay secretos
porque el oficio que en verdad
debería definir a un ser humano
ha de ser embelesarse,
fortalecer del alma,
escuchar, mirar, asombrarnos,
respirar la belleza implícita
en las infinitas posibilidades
que la existencia ofrece".......No podría escribirse de una forma más rotunda!