domingo, 3 de abril de 2011

TORMENTA



Agua y viento
convocando tormentas,
silencios aplacados con silencios,
los abrazos actuando
de salvavidas:
Ella entrega sus cantos,
él sus cantares...

Son náufraga y náufrago:
ella de esperar,
él de contemplar
sus propios espejos.
Algo pasa en altamar:
se dejan llevar por la ventisca
en una frágil barca
donde viaja su esperanza.

Son náufrago y náufraga,
la corriente viva los arrastra
los despoja de olvidos
y se abordan
en el rugir de la ventisca.

Agua y viento,
algo sucede en la borrasca
que los hace mirarse.
Y no se devolverán,
no regresarán al destino
que pensaban en la orilla,
pues la isla del futuro les espera
más allá de cualquier naufragio.

2 comentarios:

Montserrat. dijo...

Paco... me has emocionado. PRECIOSO...Este me lo guardo en mi corazón, aunque ya sé que no puedo apropiarmelo.

Pacogor y Patty dijo...

Un poema publicado, pasa a ser de todos y cada uno de los que lo leen... Si lo quieren para si.