sábado, 25 de diciembre de 2010

NARANJAS


Ser de otra forma
estremecer las presencias:
Esas frutas llameantes
orbitando el corazón
ardientes estrellas
capturadas por la tibieza
de los cuerpos.

Resquebrajar las compuertas
dejarse anegar.

Porque ahora
las cortezas mojadas
pueden arder
bajo el corazón de los muertos
y el fruto dejarse caer
de su gravidez naranja
al fecundo suelo
del encuentro.

Y el árbol celebrar
desde su altura
el destino concertado.

2 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Cuando desagaje una naranja ya no volverá a ser lo mismo...eres capaz de que una naranja tenga la luz de una estrella y el significado de un oráculo.
Hiciste otro escrito sobre naranjas que rodaban por el mundo que me gustá mucho.
A mi me chiflan las naranjas. Ahora tienen orea dimensión.

Pacogor y Patty dijo...

Como que es mi fruto preferido...