viernes, 10 de diciembre de 2010

ADAGIOS



No sabes
cuánto te envidio:
Tú tienes alas,
yo no puedo volar.
Tú eres grácil y bella,
yo torpe e imperfecto:
Con alas de mariposa
juegas malabarismos
en el aire
y reposas en el sabor
de las flores,
mientras
yo recorro la tristeza
de los caminos
trazados en la tierra
y sobrevivo a los tropiezos
con que doy lustre
a mi existencia.

3 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Pero¿ te diste cuenta? ella también quiere buscar y recorrer la tierra y tu mano..acaso también busca los tropiezos...a lo mejor recuerda que fue gusano en otro tiempo .
Todos tenemos una parte ligera y grácil en las nubes y otra más dura y real en la tierra, incluso las mariposas.

Pacogor y Patty dijo...

Cuando el gusano creyó que moría, nació una mariposa...

Antoniatenea dijo...

Siempre hay un agujerito para escapar ....a la magia, y el gusano lo sabía...siempre se puede ser mariposa y volar lejos de alguna forma.