sábado, 18 de septiembre de 2010

RAZONES


Sean cuales sean las razones
que me impulsan al silencio,
hoy siento en las entrañas
el sonido de tu voz
pronunciando mí nombre:
Es una voz que existe
y realza su presencia
más allá de lo evidente,
que está lleno de distancias
e incógnitas de futuro.
Por eso he decidido
firmar un cheque en blanco
con destino a mis sueños,
porque lo que bordea
mi corazón y mi mente
se etiqueta con tu nombre
y hasta el silencio eres tú
acompañando mis pasos
por si acaso me pierdo
entre las brumas del paisaje.
Estuviste en todas las mujeres
que en mi vida se han cruzado
y con mis poemas intento
besar el palacio de tu boca,
pues eres mensajera del verbo
y respiras magia por tus labios,
criatura esencialmente de aire
que ansía estremecerse,
multiplicarse por doquier
y ser matemática precisión
de insospechable resultado.
No me interesa conocer
la savia de los días por venir,
que se guarde el futuro
las ecuaciones por resolver,
porque en la huella del misterio
que hoy descubrimos juntos
reside la belleza y el poder
de este gesto infinito
de libertad y sentimiento.
Y algún día será el momento
en que ha de haber un París
y un abril para nosotros.


4 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Todo el poema es bellisimo, pero este fragmento:

"y hasta el silencio eres tú
acompañando mis pasos
por si acaso me pierdo
entre las brumas del paisaje"

me ha parecido que eclipsa todo lo dem´as.

reina dijo...

Me quedo con esta frase:

"Y algún día será el momento
en que ha de haber un París
y un abril para nosotros."

Bellísimo...!!!!!

HaDaPuR dijo...

Maravilloso... me dejas sin palabras ante tanta hermosura.
Un placer leerte querido poeta, me has hecho estremecer.
Feliz semana

HaDaPuR dijo...

Maravilloso... me dejas sin palabras ante tanta hermosura.
Un placer leerte querido poeta, me has hecho estremecer.
Feliz semana