sábado, 7 de agosto de 2010

PAZ


Descansa la tarde
de los rigores
del verano.

Bajo la tenue luz
del ocaso
cabe también
la emoción.

Horizontes
tras una aureola
de paz sembrada
con alivio.

El corazón
observa extasiado
el cielo de lo que ve.

Luego te siente
y es como si estuvieras
a mi lado.


1 comentario:

sedemiuqse dijo...

Es tan bello, y esa paz.... dentro de ti.

Besos y amor
je