lunes, 16 de agosto de 2010

LUCIDEZ


Los cuerdos preguntan
y esperan una respuesta
que sólo saben discernir
los locos y los muertos.
Preferible atreverse,
amar la locura de vivir
y que sea esa la razón
que nos mueva.

Porque si no fuese así,
sólo nos quedaría
un trago de saliva
con sabor a herrumbre,
un espejo cansado de lo mismo,
un muro infranqueable
y un infinito insustancial.

Y soportar esa interminable
caravana de jueces,
devotos, santurrones,
alcahuetes vocingleros
y eruditos de la estupidez
que pasan el tiempo
alterando la memoria
exigiendo cuidado,
gritando arriba las manos,
abajo los ojos,
a un lado la piel...

Pero yo canto victoria:
Lo hago porque me da la gana
y soy libre de hacerlo
antes de que otras derrotas
lleguen segando ilusiones
y las palabras se queden ciegas
para entender que el tiempo
es el desagüe de los deseos,
de los actos no manchados
y los hechos destruidos.

Me lo enseñó la experiencia,
lo sé desde hace
tres infancias menos cuarto
de errores de bulto,
dos muertes y media
de negarme a transigir,
sesenta segundos
de confusa lucidez
y cincuenta y pocas agonías
siendo el raro de la historia.


3 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Que la única razón que nos mueva sea atreverse a amar la locura de vivir..que otros cuerdos, los locos, sean los que traguen esa saliva con sabor a herrumbre, que el tiempo sólo les ha enseñado a ser cuerdos..¡qué locura!.

Si el tiempo que ha pasado sólo te ha enseñado esa cordura..qué tristeza de vida.

Magnífica tu lucidez deloco.

HaDaPuR dijo...

Me llaman loca porque vivo a impulsos dejando que el entusiasmo me lleve a lo eterno y me aleje de los senderos de hipocresía del mundo de los cuerdos donde se sobrevive de las mentiras y se vive con la culpa.
Me ha gustado mucho leer las reflexiones de un loco cuerdo, creo que me quedare un ratito por aquí.
Gracias

Pacogor y Patty dijo...

De nada: Esta es la casa de todos los que quieran quedarse...