miércoles, 11 de agosto de 2010

HAGAMOS UN TRATO


Hoy me desarmo ante ti
y te comunico oficialmente
mi disposición a firmar un acuerdo
que llegue a unir nuestras vidas
en un espacio de libertad entregada
a una cadena de confianza
o el lazo surgido a partir de un beso
(eso que comúnmente
y con tanta facilidad llaman amistad).
Por mi parte te ofrezco
indispensables susurros de esperanza
que llevo almacenados
desde hace unas cuantas estaciones,
recuerdos que probablemente
el eco no querrá llevarse,
palabras de cariño archivadas
por orden alfabético,
escritos de un sinfín de líneas
que me gustaría delinear sobre tu vida,
renglones de intimidad
firmados con entusiasmo,
ideas surgidas de la ternura,
leyes que hablen de tu felicidad,
algún posible centímetro de guerra
y muchos kilómetros de paz.
Me gustaría ser tu compañero
para perdernos juntos
por los senderos de la vida
y no decirnos adiós
salvo que convirtamos
en papel mojado el espíritu
de una alianza hecha poema.


2 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Creo que no se puede pensar más..sólo cerrar el trato!!

Bellísimo el poema. Magnífica esa original idea de dar..una manera plena y libre de dar...bellísimas algnunas cosas inesperadas que explicas:

"palabras de cariño archivadas
por orden alfabético"

"......leyes que hablen de tu felicidad,
algún posible centímetro de guerra
y muchos kilómetros de paz"

Un trato con tanta y tan buena poesía es más que un trato ..se podría firmar con más entusiasmo

HaDaPuR dijo...

Precioso poema que afianza un sentimiento nacido entre letras derramadas.
Muy bello, felicidades por el poema y por tu bello sentir.
Gracias