miércoles, 28 de julio de 2010

SER FELIZ


Me gustaría ser feliz
sin cuestionar nada,
quizás fuese más sencillo
tomar por asalto algún bar
cuando me apeteciera,
no pensar hasta reventar
de tedio y simplicidad,
soñar con el gordo de la lotería
y felicitar a todo el mundo
cuando la navidad llegase
para hablarnos de solidaridad
durante unos espurios días.
Las cosas me irían de maravilla
practicando el deporte
de lo políticamente correcto
y sería un sano ejemplo
de poeta entregado
a escribir loas al amor,
la decencia y la compostura.

Pero no entiendo lo que ocurre,
ando prendido en la red
de lo desajustado
y la cosa no mejora con la edad.
Las injusticias me siguen pudiendo:
No sé si será el Tercer Mundo
o el Primero,
si el desarraigo del emigrante
o el racismo que nadie confiesa,
si la censura en la guerra
o sus efectos colaterales,
si los malos tratos
o los acuerdos incumplidos,
si los muertos de hambre
sin pedir permiso
o los muertos de pena
sin remisión de condena.

No sé si será
por tanta mentira recolectada,
por tanto descuartizador de sueños,
por tanto mercader vendido,
por tanta impunidad comprada
por tanta mordaza a sueldo.
El caso es que no puedo evitar
respirar sin pedir permiso,
escribir sin medias tintas
pensar con razones propias...
No puede ser un buen síntoma
en una sociedad como la nuestra
donde la palabra que no se amolda
está mal considerada:
Me condenará la religión,
el opio que tanto que detesto.
Me castigará la Ley,
la injusticia que no respeto.
Me sancionará la autoridad,
la mentira a la que no me someto.
Y me olvidará el pueblo,
la causa que siempre pierdo.
Me gustaría ser feliz
y que todo fuese más sencillo,
como si estuviera muerto...


7 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Ser feliz en todo momento nunca es posible.Sin embargo la necesidad de tener ratos felices es un hecho.

Necesitamos y debemos ser felices,aunque sean dias, horas, minutos, instantes ...es un derecho pero también un deber.

La injusticia hay que atacarla de frente estando fuerte y si no recargas baterías con los detallazos que te ha puesto la vida, sin las pilas puesta nada puedes combatir y si no combates, esa infelicidad no es más que un fracaso inútil, como un saco vacío de herramientas.

Yo trato de llevar mi minúscula revolución sin dejar pasar en la vida ni un instante de felicidad que me encuentre en el camino.Sí, es egoismo pero me sirve.

Martha Lucía dijo...

Me gusta esta entrada con todo lo que tenga de duro en texto,en sentimiento,pero soy feliz en mucho y muchas veces,y si no me doliera tanto la infelicidad de otras cosas,de otros tiempos,como sabria que ser feliz y sentirme como con felicidad me siento, la felicidad seria eso?...se que tu,que yo,que aquel,que ese otro,ha sido feliz en algun momento,preciso me busco esos espacios de felicidad (muchos cuando te leo)buscandome eso.

Un placer como siempre poeta,no poeta...un beso.

Ana María dijo...

La realidad de la existencia es precisamente la necesidad que tienen los contrarios de coexistir juntos para dar equilibrio y valor a la vida..., como por ejemplo ser feliz o infeliz... Es verdad que sólo deseamos vivir en los "claros", porque tememos que las zonas "oscuras" nos hagan daño... y evitamos las discusiones, evitamos denunciar las injusticias, huimos de los enfrentamientos...vamos por el camino de la "paz" y la "felicidad", sin darnos cuenta que vamos perdiendo precisamente por ese camino a lo largo de nuestra vida algo muy valioso: la lucha para llegar a la verdad más íntima: LA TUYA, LA DE CADA CUAL...

Anabelleah dijo...

Hola, blogueando por ahí me encontré con este blog y me gusto mucho. Quisiera saber una cosa el poema de ¨Ser feliz¨ quien es el autor?? y así mismo otros poemas que veo son anónimos o que??
Saludos, Anabelleah

Pacogor y Patty dijo...

Pues... En el perfil se deja claro el nombre del autor. Todos los escritos son de su propiedad, salvo cuando se especifica lo contrario.
Un saludo, y bienvenida...

Anabelleah dijo...

Gracias por tomarte la molestia de aclararlo ;)
Saludos XP

Pacogor y Patty dijo...

Ninguna molestia, todo lo contrario...
Ha sido un placer.