lunes, 19 de julio de 2010

ESTE DÍA


Voy a dejar este día
para vivirlo mañana,
hoy no tengo ganas
de hacer lo de siempre
hasta recobrar al menos
un par de mis sentidos
y algún sosiego elemental.
Eso sí:
Espero que el mundo
no se pare por mi causa,
ni que nadie aplace
nacer o morirse,
hacer el amor
o ser feliz
mientras vagabundeo
por el mundo de los sueños.
Y que nadie insista
en lo contrario,
porque hoy tengo
el cartel de cerrado
aunque no haya fiesta
y aún no tenga vacaciones.
No me metan prisa,
que ya viviré este día
en algún otro momento
en que me lo vuelva a poner
y el sol toque a mi puerta
para llevarme de paseo.


5 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Paco, hay toda clase de momentos....

el mío por ejemplo:

Tengo una luna de agua
atragantada en la garganta.
un suspiro congelado
y un sueño adormecido.

Besos y amor
je

Pacogor y Patty dijo...

Pues que se desate ese nudo y llegue la luz para que los sueños despierten y se descongelen los suspiros...

reina dijo...

Bueno sería poder dejar los días malos para vivirlos en otro momento, pero nunca encontraríamos ese momento y se nos acumularían una montaña de días malos... :(

Manuel Adlert dijo...

Tienes razón, después de los desasosiegos de la vida, hay que tomarse unos días de sosiego, tenemos que asimilar las cosas, es como la digestión, necesitamos tiempo.

Antoniatenea dijo...

Sí, hay veces que uno debe parar el mundo y que lo olviden a uno..no es un momento triste ni alegre...es simplemente...volver a acurrucarse como cuando éramos un feto y dejar que el liquido fluya alrededor y mientras, el equilibrio se instale ..estar en stand by ...y retomar la vida luego...qué indispensable se hace a veces!!!