sábado, 10 de julio de 2010

CAMINO


No es fácil el camino,
unos miran al frente,
otros se limitan
a caminar en círculo.
Los hay que se desvían
y pierden el norte,
algunos ni siquiera
saben a dónde van.
Lástima de los ofuscados
con la idea de llegar,
porque no les permite
disfrutar del trayecto.
Pero peor lo tienen
los que van cargados
con todo a cuestas
o les atenaza el miedo:
esos nunca llegarán
a parte alguna.
Mi caminar hace tiempo
que no es recto ni curvo,
disfruto de los placeres
que encuentro en la ruta,
he conseguido
ir ligero de equipaje,
y me dirijo con paso firme
a ese Mundo Añorado
donde espero encontrar
las entrañas de la niñez perdida.




2 comentarios:

Antoniatenea dijo...

La vida la vas aprendiendo a vivir al pasar los años..los meses..los intantes y si siempre vas cargado de miedos no te puede gustar ni el camino ni ilusionarte con el futuro ni alegrarte de ninguna plenitud del pasado.

Yo tambien pienso que la vida está para disfrutar del camino con todas esas maravillas que te vas encontrando. Los obstáculos están entonces como accidentales, no se instalan, hay que sortearlos .. y no dejar de disfrutar de todas esas sorpresas con las que te encuentras, para eso el equipaje del miedo pesa tanto que no puedes disfrutar...Hay que descargarse del lastre del miedo, es una carga imposible de llevar para poder disfrutar de la vida.
Estoy muy de acuerdo en lo que dices, aunque he de reconocer que no siempre he sido valiente para hacerlo.

reina dijo...

Cada uno hace su camino como puede... ni mejor ni peor... a algunos les toca llano y a otros rocoso... pero lo importante es, como vos decís, disfrutar el trayecto y aprender con cada paso...
Bello poema...!!
Un beso