martes, 15 de junio de 2010

VAMPIROS


Son vampiros
aunque parecen humanos,
tienen un tiempo
similar al de los hombres
y se mueven con naturalidad
entre nosotros:
Los encontramos en el trabajo,
podemos cruzarnos
con ellos por las calles,
hacen proclamas de amistad
e incluso podemos
hundir nuestros labios
en sus ávidas bocas.
Pero son vampiros,
se les distingue satisfechos,
sin problemas de conciencia
por el daño que causan
en los corazones que muerden
con sus colmillos de muerte,
pues su razón de ser
es el infortunio del otro:
Soledad, decepción y dolor
son el espacio vital
que palpita tras su aliento.

6 comentarios:

Ana María dijo...

Vampiros... Te confieso que los conozco, pero me obligo al ejercicio de mantener la esperanza, la positividad, la sonrisa, la gratitud, la autoestima, la tolerancia, la libertad, el sentido de la vida, para ahuyentarlos de mi espacio...

Vivir en positivo y apartarnos de las personas que necesitan nuestro infortunio para ellos poder vivir...

Un beso muy, muy grande, amigo Paco

Pacogor dijo...

Creo que las armas que utilizas para combatirlos son más efectivas que las tradicionales: Los vampiros de esta especie no tienen problema en adorar la cruz como símbolo, y a algunos hasta puede vérseles participando activamente en ceremonias religiosas. Por otra parte el ajo ahora se dice que es bueno para el corazón... Es que en estos tiempos de ahora ya nada es lo que era. Jejeje

Jony dijo...

Zapatero es vampiro también, jajaja.

La verdad es que hay mucha gente así.

reina dijo...

También conozco a unos cuantos....!!
Difícil combatirlos...

Antoniatenea dijo...

Pero son vampiros,
se les distingue satisfechos,
sin problemas de conciencia
por el daño que causan
en los corazones que muerden
con sus colmillos de muerte,
pues su razón de ser
es el infortunio del otro:
Soledad, decepción y dolor
son el espacio vital
que palpita tras su aliento

Lo malo de lo que describes es que se puede ver aún,en ese, tu escrito, gotas de sangre secas de acaso un pasado en que fuiste mordido por ellos. Y ¿quien no? , me vas a contestar mientras limpio las mías.
Besos!!

Pacogor dijo...

Y si nos paramos a pensarlo, quizás todos hayamos sido vampiros alguna vez en la vida...