miércoles, 23 de junio de 2010

DESNUDA


Sabes que me gustas
despojada de adornos,
y estoy convencido
de que la ropa nunca
consiguió hacerte justicia.
Por eso te quiero desnuda:
Nada más emocionante
que la autenticidad de tu piel
dando brillo a mis matices,
liberando de ataduras
los mares cuando te cubren,
absolviendo mis pecados
cuando entras en la cama
y engalanando el mundo
de lo natural y lo imperfecto.
Así mi cuerpo,
en la inmensidad de la noche
no perderá ni un milímetro
de posible contacto,
y en la claridad del día
se purifica con tu luz.
Es en tu sencillez sin atavíos
donde mis sentidos se llenan
de la alegría infinita
que vaga por tu epidermis,
por eso celebro cada rincón
de las palabras que pronuncias
y los sueños que contigo sueño.

2 comentarios:

Ana María dijo...

Sensuales versos. Qué belleza!!!

La desnudez libre de ataduras, celebrando la vida, sin pudor de los adjetivos...
La entrega absoluta sin recelos, tan necesaria en el Amor...

Nancy Molk dijo...

tomo prestada la imagen
hermosas letras ;)