domingo, 4 de abril de 2010

REALIDAD VIRTUAL


Cuando la luz de tu nombre
palpita virtualmente
en el corazón
de mi disco duro,
noto como late
el panel de tus sentidos
y se me disparan
todos los avisos
de una pasión encendida...
Enervas como nadie
mi agenda de contactos
y al abrir el Messenger
mis palabras ansían
penetrar suavemente
en la acogedora ventana
que despliegas a mis ojos,
con la sutil ingravidez
de un arrebato de ternura,
hasta las esferas
más íntimas e insondables
de tu buzón de entrada.

2 comentarios:

Diego Felipe García Chishko dijo...

http://literaturacolomborusa.blogspot.com

Zaira dijo...

puf puf puf.....