jueves, 18 de marzo de 2010

MIS BOTAS


Mis botas siempre esperan
nuestro próximo encuentro,
sabiendo que cuando ocurre
son el centro del universo.
Viven pacientes su retiro
sobre la insufrible rutina
que almaceno diariamente,
y abren cariñosas su alegría
cuando saben del momento
en que partimos juntos
a recorrer tiempos y espacios.
Al ritmo convenido de antemano,
guían solícitas mis pasos,
atravesando remotos senderos
que llevan a montañas, valles,
vacíos, silencios y horizontes.
En esos recorridos,
cada elemento del puzle
tendrá su sitio, su encaje,
en una combinación perfecta,
pues durante el camino
se mezclan en nuestras almas
la tierra con el cielo,
el mar con el aire,
lo viejo con lo nuevo
y lo breve con lo eterno,
hasta llegar al punto exacto
donde se hallan las respuestas:
Allí donde las cosas
cobran sentido y todo es mejor
más bello, más nuestro...

2 comentarios:

aQuieSToYyo dijo...

Siempre disfruto de tus escritos y poemas, pero de éste, más.

Pacogor dijo...

Gracias. En realidad los poemas que más me gusta escribir (y los que más me cuestan) son los que tienen como protagonistas cosas o sucesos que pasan desapercibidos, que hablan de lo más sencillo, en lo que nadie repara...
Por eso me congratula que te haya gustado. Es un punto a tu favor, te lo aseguro.