viernes, 1 de enero de 2010

A LOS REYES DE ORIENTE


Ahora que ya hemos dejado atrás el espejismo de buenas intenciones y mejores deseos que de boquilla todos hemos repetido sin cesar en estas dos semanas pasadas, ya sólo queda el encuentro anual con ustedes, los Reyes Magos. Por eso me he decidido a escribirles de nuevo, ya que les confieso que dudo mucho de que accedan a conceder mi petición de la misiva anterior, en el sentido de orientar los poderes mágicos que se les suponen al servicio de la proclamación de la Tercera República Española. Imagino que al leer en mi carta semejante atrevimiento por mi parte, ya no estaré bien visto por sus Regios Ojos, dada mi condición de convencido republicano... Menos aún lo será cuando comprueben que en lugar de contribuir al espantoso gusto reinante que significan esos horribles Papás Noeles decorando las fachadas de las viviendas, como símbolo de la degradación estética de estos tiempos, he osado colgar de mi balcón para darles la bienvenida una reproducción de considerables dimensiones de la Bandera Tricolor.

Tampoco me siento especialmente reconfortado con la actitud que mantienen respecto al mundo animal. Que a estas alturas aún se cubran con una capa de armiño dice muy poco de su concienciación ecológica, al igual que la explotación que han venido sufriendo los camellos de su propiedad durante todos estos años de idas y venidas por el mundo.

Ya que llegamos a este punto, aún sigo sin tener medianamente claro cuál es su lugar de procedencia. Algunos hablan del Lejano Oriente mientras que otros aseveran que de Oriente Próximo... Me preocupa, porque la verdad sea dicha: Las monarquías de la zona no pueden presumir precisamente de tener buena prensa en cuanto a respetar los derechos humanos y las ideas democráticas... Inevitablemente, nos asalta una pregunta: ¿En su reino apoyan la causa árabe, o se alinean con Israel? Resulta curioso que residiendo en esa área tan conflictiva del mundo, aún no sepamos cual es su posición frente al problema palestino, por ejemplo... ¿No será una concesión que hacen para no ser molestados en sus correrías de estas fechas por las severas actuaciones en materia de seguridad global que ejecuta si remilgos El Imperio USA? Imagino que de imperios de mil años caídos con estrépito sabrán mucho Sus Graciosas Majestades, así que deduzco que les bastará tener un poquito de paciencia para contemplar el derrumbe de otro más de la lista...

A pesar de nuestras serias diferencias ideológicas, he de reconocer que yo también tengo un pasado de inocencia infantil, tiempo en que las figuras de Melchor, Gaspar y Baltasar tuvieron un protagonismo destacado. Por eso mismo me atrevo a trasladarles un consejo, dadas sus actividades de esta semana: Muchísimo cuidado, porque la llamada Sociedad Occidental se ha convertido en un mundo de sospechas, aprensiones y desconfianzas, acentuadas cuando de foráneos se trata y llevadas al límite en el caso de poseer determinados rasgos físicos. Sólo faltaría que acabasen el resto de sus días en algún ignoto campo de internamiento sin acusación formal alguna y negándoles la supervisión del costoso equipo de abogados que seguramente vela por sus intereses... Y es que en el fondo, a pesar de los pesares y el detalle de la bandera republicana, aún les quiero.

6 comentarios:

aQuieSToyYo dijo...

Jajaja. Bueno, pues entonces, y si no es mucho atrevimiento, me gustaría saber que les ha pedido usted.

Pacogor dijo...

Creía que lo había dejado claro, ¿no?: La Tercera República Española... Aunque le confieso que hubo algo más: Un amor pleno de pasiones (o una pasión plena de amores), menos ruido y más nueces, y que todos seamos capaces de sentir el dolor que causamos a los demás.
Ahí es nada...

aQuieSToyYo dijo...

Usted me perdonará el despite, pero no fue falta de atención. El caso es que supuse que renunciaba finalmente a reclamar la República a los Magos y lo pasaba a la lista de propósitos. Si me permite decirlo, los otros deseos, por irrealizables, los encuentro más apropiados para SSMM.

Pacogor dijo...

No sé, querido amigo... Mucho me temo que si ni siquiera se atreven a modificar la actual constitución los que llegaron al gobierno con tal propuesta en la anterior campaña electoral, lo del cambio de régimen ya entra en el terreno de la utopía. Tenemos monarquía para mucho tiempo... Y ya sé que no es esta una cuestión prioritaria en las encuestas, pero que quiere que le diga:se trata de una cuestión de principios y además, nadar a favor de la corriente es sumamente aburrido

m!ChOo dijo...

Hola..!! Una pregunta, ¿ la imagen de los 3 reyes magos, tu la diseñaste o la descargaste de internet? Espero tu pronta respuesta jjmicho_@hotmail.com

Pacogor dijo...

Ha sido descargada de internet... Si eso supone un problema se elimina y listo.