domingo, 22 de noviembre de 2009

APUESTA DE FUTURO


Es igual lo que pienses,
da lo mismo lo que sientas,
lo que ahora mismo creas,
o lo que llegue a indicarte
tu experiencia personal:
seguro que habrá a alguien
cuando llegue el momento,
que estará deseando amarte
como mereces que te amen.
Me dirás que estoy loco,
que mi mundo no es real,
que esas cosas sólo ocurren
en los libros o la pantalla,
pero afirmo que lo mejor
que nadie puede desearte
es que ocurra lo que ocurra,
tu corazón no renuncie.
No le pongas fechas al amor,
no le exijas seguridades,
deja de pedirle cuentas,
porque nosotros mismos
solemos complicarlo todo
con nuestras inseguridades,
nuestras pretensiones,
nuestra falta de recursos
para afrontar un compromiso...
Por desgracia hay mucha gente
que no sabe amar:
No engroses sus filas,
porque ellos sí que dan lástima.
... Y llegará ese instante
en que abrirás una puerta
o doblarás una esquina
y encontrarás la realidad
dando forma a un hombre
que ansiará estar a tu lado
para quererte como mereces.
Aunque hoy estés desecha
volverás a descubrir el amor,
así que no le permitas al pasado
que condicione tu futuro,
ni dejes que el cinismo
haga contigo lo que un día
consiguió con quien te habla:
Está en tus manos sentir
lo que eres capaz de crear,
¿qué puedes perder? ¿Todo?
¿Y eso qué más da,
si la apuesta vale la pena?

3 comentarios:

Beiña dijo...

¿Y si no vale la pena?

Pacogor dijo...

Siempre lo vale, cueste lo que cueste. Lo contrario sería vivir sin haber vivido, y eso sí que es triste...

Anónimo dijo...

Me gusta esa esperanza en el encuentro con el amor de tu vida. No importa las experiencias pasadas.