miércoles, 8 de abril de 2009

AMANECER URBANO


Desde mi silencio
escucho el plañir del asfalto
del nuevo día que nace:
Vidas donde la inercia suena
en cada paso que soporta
el peso de los años,
tras el ronco destino
de seres desamparados,
perdidos en el profundo barranco
que separa las anónimas historias
que se cruzan sin mirarse
camino del trabajo...
Suena el plañir del asfalto,
y es el eco de vidas
que se pierden en la nada,
cargando el peso de sentimientos
que se quedan sin compartir,
atrapados por puertas
cerradas a cal y canto,
repletas de metas e ilusiones
perdidas en cualquier recodo,
de la ciudad que engulle
sin piedad a sus hijos.

1 comentario:

Ambaàr dijo...

Desde mi ventanta se ven amaneceres muy lindos, pero prefiero los atardeceres...

la entrada anterior a esta, también me ha gustado...

un saludo!!!