martes, 4 de noviembre de 2008

ELECCIONES EN EL IMPERIO


Primer viernes de noviembre: Hoy es el día. Se celebran elecciones en el Imperio, los ciudadanos estadounidenses eligen Presidente, lo que no sería demasiado significativo si la suerte del mundo en los próximos años no dependiese del resultado. Y en cuanto a eso... Ojalá se cumplan las previsiones y por una vez acierten las encuestas. Esperemos que gane Obama porque representa una esperanza de cambio en los contenidos y las actitudes, pero sobre todo para dar carpetazo a una presidencia, la de Bush, que ha resultado nefasta para la suerte de la Comunidad Internacional. Se va dejándonos con una asfixiante crisis económica; con la guerra de Irak convertida en un conflicto salvaje y sin aparente solución; con el concepto de libertad individual y colectiva destrozado en aras de una ficticia sensación de seguridad; y con la sensación de que todo vale en lo público con tal de conseguir objetivos que beneficien a unos pocos en lo privado.
Sólo con saber que este infausto personaje desaparecerá de la escena, ya debería valernos para festejar la llegada de este día... Y si el vencedor es Obama, doble motivo para la celebración, por lo que representa. Luego ya llegará la hora del desencanto, porque en una sociedad como la norteamericana y con la importancia que tienen los grupos de presión, resultará inevitable. Pero por ahora basta con un cambio en las formas y en algunos contenidos. Partimos de una base tan desastrosa que con eso me conformo.

2 comentarios:

Jony dijo...

Yo también me alegraré si gana Obama, es el único candidato que habló sobre la contaminación y el cambio climático, que creo que es más importante que otras cuestiones materiales.

Martha Lucía dijo...

Pues amigo mio,es ya un hecho,pero ya lo era desde antes,y aunque poder es poder y corrompe el mero hecho de romper paradigmas es bueno.

Besitos.