sábado, 9 de agosto de 2008

TRATAMIENTO RADICAL


-Y entonces, ¿a qué se debe este dolor, doctor?
-Es que tiene usted una úlcera.
-¿De estómago?
-No, de corazón.
-Pero aquí no está el corazón. Se supone que esto es el estómago...
-Lo que ocurre es que su corazón ha sufrido una mutación del sistema de autodefensa, por la que busca instalarse en un órgano próximo como medida de protección. El problema es que no puede mantenerse así durante mucho tiempo, porque se le acabaría pudriendo...
-¿Y qué podemos hacer?
-El único tratamiento conocido es quirúrgico: Habrá que amputar los miedos que se han apoderado de su alma, y el corazón recuperará las ansias de vivir originales.
-Pero me quedaría completamente indefenso ante la vida. Existiría el peligro de volver a sufrir...
-Sí. Hay que reconocer que es un riesgo. Pero el corazón es un órgano que necesita de los sentimientos para funcionar correctamente. Si está lleno de temores, la alternativa es convertirse en una especie de muerto viviente. Así que usted elige...

1 comentario:

вєιñα dijo...

Elegir...
Es complicado!