viernes, 8 de agosto de 2008

PREGUNTAS


¿Quién soy,
si apenas pude convertirme
en lo que me hicieron
creer que era?
¿A dónde voy,
si me pesan enormemente
todas estas espinas
clavadas en el costado?
¿Qué hacer,
si dejé de comprender
a los espejos de rota mirada
donde se refleja mi ser?
¿Qué decir,
si mi alma se olvidó
de preceptos ortográficos
y sólo sabe de vientos?
¿Habré de lanzar
piedras al olvido
para que borre las huellas
de los cantos de sirenas?
Puede que sólo quede
un inevitable suspiro
tras tanta perplejidad
en los hechos y las coyunturas.

1 comentario:

вєιñα dijo...

Todos nos hacemos esas preguntas.