viernes, 15 de agosto de 2008

POEMAS DE MAHMUD DARWISH: Mural


MURAL(2000)

Éste es tu nombre /
dijo una mujer,
y desapareció en el pasillo espiral...

Veo el cielo ahí, al alcance de la mano.
El ala de una paloma blanca
me lleva a otra infancia.
No sueño que sueño.
Todo es real. Noto que pierdo pie
y alzo el vuelo. Seré lo que llegue a ser
en el último firmamento.
Todo es blanco,
el mar que cuelga de los tejados
de nubes blancas.
La nada es blanca en el cielo
blanco del absoluto.
He sido y no he sido.
Estoy solo en esta eternidad blanca.
Me he adelantado a la cita
y ni un ángel ha salido a decirme:
«¿Qué has hecho allá, en el mundo?»
No he escuchado los gritos de júbilo
de los justos, ni los lamentos de los pecadores,
estoy solo en lo blanco,
solo...

Nada me duele
a las puertas de la resurrección.
Ni el tiempo ni los afectos.
No siento la ligereza de las cosas
o la pesadez de las obsesiones.
No he encontrado a quién preguntarle:
¿Dónde está mi dónde ahora?
¿Dónde la ciudad de los muertos, dónde yo?
No hay nada aquí en el no aquí...
en el no tiempo, en la no existencia.

Como si hubiera muerto antes...
conozco esta visión,
y sé que voy a lo desconocido.
Quizá siga vivo en algún lugar,
consciente de lo que quiero...

Un día seré lo que quiero.

Un día seré idea.
No habrá espada que la lleve a la tierra
en ruinas, ni libro...
Será como lluvia en el monte
rota contra la hierba pujante,
y no habrá fuerza bruta
ni justicia errática.

Un día seré lo que quiero.

Un día seré pájaro,
y extraeré de mi no siendo mi ser.
Según ardan mis alas
me acercaré a la verdad
y renaceré de la ceniza.
Soy la charla de los soñadores,
he renegado de mi cuerpo y mi alma
para consumar mi viaje primero
al significado,
que me ha abrasado y se ha ocultado.

Soy lo oculto.
Soy el celeste proscrito.
Un día seré lo que quiero.
Un día seré poeta,
y el agua será rehén de como yo la vea.
Mi lengua será metáfora de la metáfora,
y no dirá o indicará lugar.
Pues el lugar es mi pecado y mi pretexto.
Soy de allí.
Mi aquí da un salto de donde piso a mi fantasía...
Soy quien fui o quien seré,
me fragua o me derrumba
el espacio que se extiende infinito.

Un día seré lo que quiero.
Un día seré viña,
¡que me prense el verano,
y beba mi vino quien pase
junto a las pléyades del lugar azucarado!
Soy el mensaje y el mensajero,
soy las pequeñas direcciones y el correo.
Un día seré lo que quiero.

1 comentario:

marouane joubba dijo...

Mahmoud fue, es y será uno de los mejores escritores de poesía. Me encanta!