miércoles, 9 de julio de 2008

ELEGÍA A UNA SONRISA


Hoy construyo una elegía a tu sonrisa,
el mensaje que aspira ser de ánimo,
para acercarte una pequeña luminaria
volando sobre las aguas y las tierras,
tendiendo un puente en la enormidad
de la distancia que acabó por unirnos.
Porque me niego a aceptar sin más
que tu nombre haya de ser tristeza:
Quiero que tenga que ver con la luz,
para que por encima de esa palabra,
giren los versos que te describan.
Perdona si es egoísmo, pero tu alegría
hará del mundo un lugar más bello,
cual eterna primavera custodiando
a las flores, los pájaros, los niños
y los que tengan la gran suerte
de estar al cabo de tu existencia.
Mi alma me impele a transmitirte
que le angustia la pena que brota
del manantial que tienes en los ojos
y maldice a todas horas su impotencia
para librarte del mal que te aqueja.
También espera ansiosa el momento
en que los retazos de una carcajada
limpien el aire, el mar y las aceras.
Sabemos que no es tarea sencilla,
pero tienes el futuro en tus manos
y la juventud es un ramo de sueños:
Entre las mías guardo la esperanza
de encontrar la fórmula que extirpe
la mala hierba que te oprime el corazón.
Y si prestas atención con detenimiento,
disimulado entre la bruma del océano
verás un afecto que crece día a día.

2 comentarios:

вєιñα dijo...

Precioso, al igual que el que me escribiste ayer, que me alegró el día muchísimo.
Gracias! :**

CRO dijo...

mmmmmmmm paco me estoy poniendo un poco celosa....... jaja... ,no... mentira... Me gusta... que alegres a beiña... y quisiera que dejara todas esas tristezas de lado para siempre...porque me parece que es una chica que su vida vale mas que esos grises...