domingo, 13 de enero de 2008

PARA QUE TE LLAMEN ÁNGEL GONZÁLEZ


Para que te llamen Ángel González,
habías de ser grande y humilde,
habitar con sosiego en la poesía,
profesar devoción por la verdad,
y escribir en soledad y silencio
la inocencia vital de tu rebeldía.

Por ello te lloran los diccionarios,
lamenta su orfandad la sintaxis,
muestran su desconsolado luto
la libertad que ansiabas respirar,
tus camaradas, los sentimientos,
y el poema que te rondaba el alma.

Nos quedamos sin pulso y sin aliento,
te lloramos todos, aunque consuela
saber que se ha muerto el hombre,
pero que seguirá redivivo el poeta
en tus versos repletos de matices,
tonalidades, aromas y quebrantos...

Y como bien anticipaste hace tiempo,
hoy nos derrotó la muerte en la partida,
pero mañana continuará en nosotros
tu legado de amor, razón y esperanza:
Te aseguro que no te entierrará el olvido.
Y ahora, siguiendo tu consejo, me retiro
a buscar palabras nuevas para la vida,
antes de que pueda ser demasiado tarde.

2 comentarios:

Claudia dijo...

Gracias por el homenaje a Angel Gonzalez.

Me gustó muchisimo tu blog, no espero tu mismo comentario del mio.

besos desde Argentina

Claudia

Paco dijo...

Te agradezco tus palabras, Claudia. En lo referente a nuestro querido Ángel, y al blog en general. Si lees esto, por favor, indica la dirección del tuyo: Estaré encantado de hacerle una visita.